EL JUEGO UNA ACTIVIDAD INDISPENSABLE EN LA INFANCIA

JUSTIFICACIÓN

  

            El juego es una de las actividades en las que se observan de manera más clara, las características del pensamiento y la emocionalidad infantiles.

 

     Reflexionar sobre el juego de los niños y las niñas de 0 a 6 años es, siempre una ocasión para profundizar en su personalidad y para acercarnos un poco más a descifrar su desarrollo.

 

            Es aquí desde nuestro centro educativo, y nosotros/as como profesionales de la educación infantil, donde tenemos la posibilidad de fomentar este tipo de actividades tan libres.

 

           Me gustaría manifestar en este artículo que este tema tiene unas repercusiones dentro de nuestro sistema educativo actual, tal como se observa en nuestro Decreto 428/2008 por el que se establece la ordenación y las enseñanzas correspondientes a la Educación Infantil en Andalucía, en su capítulo 2, artículo 6: “Orientaciones metodológicas” y en la Orden del 5 de agosto de 2008, por el que se desarrolla el curriculum correspondiente a la misma, concretamente, en el apartado c) Orientaciones metodológicas, en su punto 3: “El juego, instrumento privilegiado de intervención educativa, por lo que es un tema que merece la pena estudiar.

 

 

 LA MÚSICA Y EL JUEGO

 

            “El mejor recuerdo que un niño puede tener de su infancia es que jugó y fue feliz”. A cualquier pequeño/a le encanta jugar, el juego nace de la realidad que los rodea, de la cual toman sus elementos para volver a ella recreándola y enriqueciéndola.

 

            Este tema influye decisivamente en el desarrollo y madurez del niño/a, constituye un modo peculiar de interacción con el medio, le permite exteriorizar sus pensamientos y sentimientos cuando aún no sabe expresarse oralmente, le ayuda a descargar impulsos y emociones, colmar su fantasía, realizar todo lo que aún le es negado en el mundo del adulto/a: puede ser conductor/a, mamá, papá, aviador/a, doctor/a., profesor/a..

 

            Debemos proponerles juegos que tengan interés y significado para ellos/as, que se convertirán en una poderosa herramienta de crecimiento y desarrollo personal.

 

Pero debemos tener en cuenta que cuando la tarea no se asume como algo deseado o necesario, sino impuesto y ajeno no les interesa y el aprendizaje no resulta significativo.

 

            Con la música los niños/as pueden buscar sonidos nuevos, encontrar objetos que producen sonidos, diferenciarlos, manipular objetos sonoros o construirlos… Hay que acostumbrarlos a escuchar, a jugar con los sonidos, a percibir sus parámetros, a elegir entre sonidos agradables y desagradables, sonidos de nuestro cuerpo o del exterior, a escuchar el silencio…

 

La música favorece la creación de juegos libres y espontáneos; se necesita muy poco para hacerlos felices.

 

            El juego es una caja de emociones positivas que el pequeño/a aprende desde que comienza a participar en situaciones y experiencias lúdicas con familiares y maestros/as. Son marcos de interacción que provocan emociones y podrían ser escenarios de desarrollo de las buenas relaciones personales, la comunicación y la comprensión social en un clima de emociones positivas.

 

            Al escuchar una música determinada los infantes pueden realizar juegos simbólicos, imitar movimientos, acciones o actividades… Jugando, los niños/as se relajan y se olvidan de ajustar su acción o su verbalización a lo que la situación les requiere.

 

            Estos juegos inciden de forma decisiva en el desarrollo de la capacidad representativa y mental. Ésta es una de las formas concretas en las que se despliega la función simbólica, que fue considerada por Piaget como el ingreso de los niños/as en el mundo de las ideas, en el mundo de la verdadera inteligencia humana.

 

            La inteligencia musical se desarrolla a medida que el individuo/a interactúa con la música, vincula las acciones a su marco conceptual y las incorpora dentro de un marco simbólico; es por tanto importante que las experiencias musicales de la primera infancia aprovechen el desarrollo natural del niño/a.

 

            Para que los niños/as puedan jugar con la música, es aconsejable una metodología lúdica (considerar el juego como motor del proceso), activa (donde el pequeño/a sea el sujeto de sus aprendizajes), vivencial (que disfruten con las actividades musicales a partir de aprendizajes significativos, no memorísticos), globalizadora (integradora), personalizada, creativa…

 

            Basándonos en las citadas metodologías observamos como los niños/as de infantil, a través de una metodología lúdica pueden buscar sonidos agradables y desagradables, producir sonidos con el cuerpo, con instrumentos, cantar canciones, inventar historias, contar cuentos con música, moverse con la música, escucharla, dibujarla… en definitiva, divertirse aprendiendo música.

 

 

EL JUEGO Y SUS CARACTERÍSTICAS

 

           Como profesionales de la educación y concretamente como docentes de Educación, debemos ser conscientes que el juego a pesar de ser un elemento libre para los discentes, tiene una serie de características que debemos conocer. Éstas las podemos observar a continuación:

 

  • El juego es una actividad generadora de placer que no se realiza con una finalidad exterior a ella, sino por sí misma.
  • Cuando el niño/a juega pone en ejercicio su fuerza y destreza por sí mismas.
  • En el juego desaparece su cualidad, si interfieren objetivos ajenos al mismo.
  • El juego sirve para relajarse y reponer energías, y esto basta para tener en sí una finalidad.

 

            Por todo ello debemos invitar a jugar por jugar puesto que así se disfrutará del juego y del placer que este produce, ya que no debemos olvidar que estamos ante niñas y niños, y que éstos exploran la realidad jugando.

 

 

LA EVOLUCIÓN DEL JUEGO SEGÚN PIAGET

 

  • Primeros meses a 1-2 años: Juegos de ejercitación destinados a la obtención del placer.
  • De 2 años a 6 años: Son los juegos del “como sí” que agregan el símbolo y la ficción. El niño representa con gestos todo aquello que no está presente. Es la etapa del juego simbólico.
  • A partir de los 6 años: Juegos reglados. Son una imitación del mundo adulto.

 

 

ALGUNAS ACTIVIDADES PARA NIÑAS Y NIÑOS DE 0-6 AÑOS

 

Título 1: “¿Te atreves a descubrir lo que te muestro?”

 

3ª Área: Lenguajes, comunicación y representación.

Bloque 1: Lenguaje corporal.

 

Objetivos de área:

 

• Comprender los mensajes orales que envían los demás.

• Profundizar en los recursos básicos para la expresión corporal, utilizándolos de forma ajustada al contexto.

 

 

Desarrollo:

 

            El docente formará a los niños/as en un corro y les propondrá un juego para contar, por ejemplo: las vacaciones.

 

            Entre todos/as irán descubriendo en qué sitio ha estado cada compañero/a de vacaciones, qué ha comido, en qué medio de transporte ha ido, los juguetes que ha llevado, etc.

 

            De uno en uno serán preguntados por su experiencia. A la preguntas deberán contestar haciendo mímica con todo el cuerpo para explicar lo que quieren decir.

 

 

Comienza el juego:

 

            Por turnos, según estén sentados en la alfombra, se hará una primera rueda de preguntas en relación al paisaje del sitio donde los niños/as han pasado sus vacaciones.      Por ejemplo: “Carmen, ¿has ido al mar, a la montaña, a la piscina? Ella deberá responder haciendo la mímica del sitio que ha visitado.

 

            El profesor/a interpretará la respuesta ayudado/a por el resto de los alumnos/as.

 

            Finalizada la interpretación de dónde ha estado Carmen, el/la docente interpretará la frase también con mímica a la vez que todo el grupo.

 

            Como cierre a la rueda de preguntas el profesor/a dirá los nombres de cada uno de los niños y niñas, y todos/as irán haciendo la mímica del sitio visitado.

 

            En la formulación de las preguntas, se tendrá en cuenta en una segunda fase cuestiones referentes a grande-pequeño, frío-calor, mucho-poco, y todos aquellos contrarios que se adecuen a la situación vacacional.

 

 

Título 2: “Mis sentidos los más bonitos”.

 

3ª Área: Lenguajes, comunicación y representación.

Bloque 3: Lenguaje artístico, musical y plástico.

Materiales: grabador y cassettes

Lugar: Sala, patio o parque 

Desarrollo: Se dividen los participantes en parejas. Dos de ellas formarán puentes tomándose de las manos y extendiéndolas. Los puentes se ubicarán lo mas separado posible uno de otro. Al comenzar la música todas las parejas comienzan a bailar por todos lados, pasando cada tanto bajo los puentes. Al detenerse la música, el puente debe atrapar  a alguna pareja (o a uno de los dos) que esté pasando en ese momento bajo su arco. La pareja capturada se transforma en un nuevo puente. El juego termina cuando todos se convierten en puentes. 

 

Título 3: “Descubro cómo se escribe mi nombre y el de mis amiguitos/as”. 

 

3ª Área: Lenguajes, comunicación y representación.

Bloque 2: Lenguaje verbal.

 

            Cada niño/a se presenta y dice su nombre y apellido.

 

            Con la excusa de ayudar a nuestra memoria, armamos los nombres con letras imantadas.

 

            Otras posibilidades es que el docente presente carteles con los nombres de cada uno. Los invite a descubrir cuál les pertenece.

 

            Pegar la foto del niño en su cartel.

            Pegar un dibujo al reverso del cartel.

            Invitar a los niños/as a modelar los nombres con tiritas de masa.

 

            De acuerdo al nivel de conceptualización, se les puede dar un cartón con el nombre escrito (siempre con mayúscula), para que coloque las tiritas de masa sobre las letras.

 

            Recorremos las mesitas para ver los nombres de los compañeros/as.

 

            Miramos y comparamos los nombres: Cúal es más largo, cuál es más corto, agrupamos los que empiezan igual, agrupamos los que terminan igual, agrupamos los que tienen la misma cantidad de letras.

 

            Buscamos y preparamos una cajita donde colocaremos los carteles con los nombres para tenerlos siempre a mano.

 

            Con o sin ayuda del cartel formar el nombre con sellos de letras de goma.

 

            Con letras grandes recortadas, armar y pegar el nombre en una hoja, previamente pintar toda la hoja con crayones.

 

            Presentar un cartel con el nombre escrito y dividido con líneas para recortar y formar un rompecabezas. Los cortes pueden ser:

 

  • 1 corte recto en forma horizontal
  • 1 corte recto en forma vertical.
  • cortes separando sílabas.
  • 1 corte sinuoso
  • 1 corte recto irregular.

           

Invitar a los niños/as a intentar escribir su nombre “como puedan”, se deberá respetar el nivel y la manifestación de cada uno.

 

            Algunos niños/as lograrán unos pocos grafismos, otros ya conocen algunas letras y la combinan con grafismos. Otros pondrán de manifiesto su desconocimiento absoluto de la escritura. Otros realizarán un pequeño dibujo. Otros ya escriben su nombre completo sin ayuda.

 

            Otra posibilidad es invitarlos a escribir su cartel identificatorio para el juego de asistencia. Los carteles se irán cambiando a medida que pasen los días y los niños vayan adquiriendo un nivel de conceptualización mayor.

 

            En hojas de diarios buscar letras del nombre, recortarlas, intentar armar el nombre todas las veces que puedan.

 

            Jugamos con las letras del nombre, por ejemplo: “Viene un barco cargado con cosas que empiezan como Matías”.

 

            Inventar rimas con los nombres: ejemplo: “Ivanna se comió una banana”.

 

            Inventar adivinanzas con los nombres y los nenes; Ej. “Quién tiene muchos rulitos, y su nombre empieza como facturas” (FACUNDO).

 

            Charlar sobre la importancia de etiquetar nuestros trabajitos para que no se mezclen, colocar nombre a los trabajos.

 

           Tras dichas actividades, aprovecho este momento para ofrecer algunas páginas de interés para docentes y familias, de tal manera que el juego sea un elemento fundamental e indispensable en la vida diaria de los pequeños/as de 0 a 6 años.

 

 

WEBS DE INTERÉS PARA PROFESORES/AS Y FAMILIAS

 

  • http://www.edualter.org/material/juguete/index.htm
  • http://www.aulainfantil.com/recursos/recursos_ai.htm
  • http://www.milcuentos.com/
  • http://www.mediometro.com/index2.html
  • http://www.arteymercado.com/menudoarte/index.html
  • http://www.cincopatas.com/
  • http://www.pequejuegos.com/

 

VALORACIÓN PERSONAL

 

            Por todo lo visto en dicho artículo, podemos observar la gran relevancia que posee el juego para un conocimiento comprehensivo del pequeño/a de 0 a 6 años.

 

     La actividad lúdica, es una expresión fundamental de la personalidad infantil. Se presenta a la consideración de los que se dedican al estudio de la psicología del niño/a, como un factor revelador de la dinámica psíquica y, al propio tiempo, como factor propulsor de la misma, sirviendo de medio de anticipación y adaptación del niño a la realidad.

 

            Para finalizar me gustaría destacar que debe existir un buen elemento de enlace entre docentes y familia, para que los logros alcanzados en clases sean reforzados en el aula.

 

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

 

Rüssel, Arnulf (2009): El juego de los niños  fundamentos de una teoría psicológica.

 

Este artículo forma parte de la publicación nº03