TÉCNICAS DE RESPIRACIÓN EN EL AULA DE EDUCACIÓN INFANTIL

Justificación

Todos sabemos que las tensiones, el estrés y la ansiedad son perjudiciales en nuestra sociedad tanto en los adultos como en los niños y niñas. Estos componentes pueden tener efectos negativos en nosotros tanto a nivel físico como mental. Por ello como maestra de Educación Infantil debemos de enseñar a nuestros niños y niñas en claves de Hábitos de consumo y vida saludable para contribuir a un desarrollo más armónico y pleno en nuestros niños y niñas tal y como nos propone la Ley Orgánica de Educación (LOE) en su Título I, Capítulo I, artículo 12.2 “la finalidad de la Educación Infantil es la de contribuir al desarrollo físico, afectivo, social e intelectual de los niños y niñas”

Para llegar a esta finalidad debemos de crear en nuestra aula un marco de hábitos de consumo y vida saludable.

Además en la Ley de Educación de Andalucía (LEA) en su Título II, Capítulo I, Artículo 39 (Educación en valores), punto 4, establece que el Currículo contemplará la presencia de contenidos y actividades que promuevan la adquisición de hábitos saludables)

Y por supuesto en nuestro Decreto 428/2008 del 29 de julio por el que se establece la ordenación y las enseñanzas mínimas de Educación Infantil en Andalucía, vemos reflejado en su Artículo 5.7: “Hábitos de consumo y vida saludable”, como tema transversal, al igual que en nuestra Orden de 5 de agosto de 2008 por la que se desarrolla el Currículo de Educación Infantil en Andalucía, proponiéndonos la transversalidad del Currículo.

Uno de los métodos que pueden ayudarnos a educar para la salud son las técnicas de respiración.

Es curioso como la respiración es la más básica fuente de energía y una función sumamente importante y vital. Por esta razón podemos conseguir que a través del juego los niños y niñas aprendan a relajarse y a reeducar su función respiratoria ya que esta produce gran cantidad de aspectos positivos:

  • Regular la acción cardiaca y la mejora de la circulación sanguínea

 

  • Sedar el sistema nervioso autónomo

 

  • Prevenir trastornos del aparato respiratorio

 

  • Calmar las emociones

 

  • Combatir la no dispersión mental, intensificándose la capacidad de concentración.

 

  • Aumentar la capacidad pulmonar

 

  • Tonificar la musculatura del aparato respiratorio

 

  • Equilibrar la función endocrina

 

  • Favorecer el metabolismo

 

  • Controlar las emociones

 

  • Combatir el nerviosismo propio de muchos niños y niñas

 

  • Incrementar los caudales de energía

 

  • Aumentar las defensas del organismo

 

¿Y cómo podemos enseñar a nuestros alumnos/as a relajarse? Del modo más motivador e interesante para ellos como es a través del juego.

Enseñar a los niños y niñas a relajarse a través de juegos de respiración es una forma agradable de inculcarles hábitos de vida sana y que aprendan a desarrollar su inteligencia emocional.

Los juegos de respiración generan múltiples beneficios como la disminución del estrés muscular y mental, la mejora de la concentración y el aumento de la confianza del niño y la niña en sí mismo además del descanso y sueño placentero.

La mayoría de los adultos no sabemos cómo debemos respirar y lo hacemos mediante respiraciones rápidas, superficiales, arrítmicas, y por la boca. A veces olvidamos que la nariz existe y que su función es la de calentar y filtrar el aire evitando trastornos de las vías respiratorias.

Antes de comenzar con la relajación es importante:

  1. Que el niño entienda que la relajación no es un juego, sino una actividad que lo va a ayudar.

 

  1. Dar las instrucciones de forma simple y clara, siempre haciendo demostraciones gestuales.

 

  1. Reforzar las explicaciones con gestos que el niño pueda imitar, por ejemplo, vamos a ponernos todos las manitas en la barriga y vamos a ver cuándo se infla como un globo y cuándo se desinfla.

 

  1. Que el ambiente sea cómodo, ventilado y poco luminoso. Podemos realizarlo en la alfombra de la asamblea, cada niño/a tendrá un cojín para ponerse cómodo.

 

Los niños tienen una capacidad de imaginación muy grande, si utilizas adecuadamente las instrucciones verbales, te llevarás gratas sorpresas en los ejercicios de relajación y los resultados que obtendrás.

Los juegos de respiración generan múltiples beneficios como la disminución del estrés muscular y mental, la mejora de la concentración y el aumento de la confianza del niño y la niña en sí mismo.

Debemos crear momentos de relajación que favorezcan la reflexión, la calma, la concentración y la escucha, como medios para captar su atención. Pero, ¿qué momentos se consideran más idóneos para llevar a cabo una sesión de relajación?

Sin lugar a dudas, tras el tiempo de recreo, que es cuando nuestros niños y niñas acuden al aula más alterados después de haber jugado con sus compañeros y compañeras.

Otro momento adecuado para desarrollar la relajación podría ser al término de una sesión de psicomotricidad, fundamentalmente como medio de volver a la calma.

No obstante, cualquier momento puede considerarse propicio para tener diferentes momentos de silencio en el aula.

A continuación vamos a ver algunas de las actividades de respiración y relajación. El alumnado podrá tumbarse en la zona habilitada para la relajación, o bien sentados en sus sillas y apoyando cabeza y brazos sobre un cojín encima de la mesa.

 

 

 

Actividades

 

1.  El país del silencio

 

  • Objetivo:

 

Juego cooperativo para estimular la relajación en la Educación Infantil

 

  • Desarrollo del juego:

 

Los niños y niñas uno por uno deberán caminar por el aula sin hacer ruido, controlando su respiración ya que nos hemos trasladado al país del silencio.

2.  El cuento de los tres cerditos

 

  • Objetivo:

 

Aprender a relajarse a través de la audición de cuentos.

  • Desarrollo del juego

 

Tras la audición del cuento de los tres cerditos, haciendo hincapié cuando el lobo sopla, vamos a dramatizarlo soplando diferentes objetos del aula para ver si podemos moverlo o no. Comenzaremos con algo pesado como un libro, luego con un lápiz para hacerlo rodar y finalmente con una pluma.

3.  ¡Feliz cumpleaños!

 

  • Objetivo:

 

Enseñar al niño y a la niña la manera adecuada de respiración y hacer que se relaje a través de la inspiración y la espiración.

Materiales: Papel de seda      

 

  • Desarrollo del Juego:

 

Gracias a un papel de seda que colocamos delante de la cara del niño y la niña pueden observar de donde sale y entra el aire.

Hay que enseñar a los niños y niñas que el aire debe entrar por la nariz y salir por la boca. Deberán imaginarse que delante de ellos hay una tarta de cumpleaños con una vela. Antes de soplar cantaremos la canción “Cumpleaños feliz”, y si lo ha hecho de manera adecuada le aplaudiremos y felicitaremos.

4.  ¿Cómo respira el ratón y el elefante?

 

  • Objetivo:

 

Apreciar los ritmos de respiración y cuál es el más adecuado.

  • Desarrollo del Juego:

 

Enseñaremos a los niños y niñas a respirar de manera pausada y floja y de manera rápida y fuerte. El ratón es pequeño y respira despacio y lento, pero en cambio el elefante que es grande y fuerte necesita respirar rápido y fuerte. Los niños y niñas aprenden que la respiración adecuada es la del ratón. También nos podemos ayudar del papel de seda. Así pueden observar como el papel no se mueve cuando respiramos como una ratón y como se mueve cuando respiramos como un elefante.

 

5.  Soy un globo

 

  • Objetivo:

 

Conseguir que el niño se relaje a través de la espiración y la inspiración.

  • Desarrollo del Juego:

 

Cada niño se convierte en un globo que se infla y se desinfla.

Han aprendido a inspirar por la nariz y a expirar por la boca. Nos podemos ayudar con los brazos para que así nos podamos imaginar la imagen de un globo. Los brazos de abren y se alzan cuando se infla el globo y se cierran y bajan cuando se desinfla.

 

6.  La sopa está caliente o fría

 

  • Objetivo:

 

Lograr que el niño y la niña alcancen un estado de tranquilidad mediante la respiración y conseguir que mantengan la atención en todo momento.

  • Desarrollo del Juego:

 

Los niños y niñas hacen como si tuvieran entre las manos un plato de sopa. Les indicamos que cojan la cuchara pero han de tener cuidado porque puede estar fría o caliente, por lo que deberán soplarle si la maestra les advierte que está caliente.

7.  Mi corazón hace bum-bum

 

     • Objetivo:

 

Ser conscientes de que el corazón se acelera y respiramos de manera más rápida después de un esfuerzo o un ejercicio físico.

  • Desarrollo del Juego:

 

Los niños y niñas ponen su mano en el pecho y observan que los latidos de su corazón apenas los notan y que su respiración es lenta. Pero observan que después de correr por el aula su corazón y su respiración se han acelerado.

También les hacemos conscientes de que esto es lo que nos pasa cuando nos ponemos nerviosos. Les hacemos comprender que tenemos un arma muy valiosa para que nuestro corazón y nuestra respiración vaya más despacio y es a través de juegos de respiración.

 

8.  Tengo un globo en mi barriga

 

  • Objetivo:

 

Aprender la respiración abdominal que es la más adecuada para lograr la relajación

  • Desarrollo del Juego:

 

Ahora el globo lo vamos a llenar de aire dentro de la barriga, así que esta se hinchará cuando inspiremos y se vaciará cuando expiremos. Si nos cuesta trabajo podemos hacerlo tumbados y con un juguete encima de la barriga para poder observar como sube y baja.

9.  Pompas de jabón

 

  • Objetivo:

 

Diferenciar entre el soplo fuerte y el soplo flojo.

Materiales: bote de burbujas de jabón.

  • Desarrollo de la actividad:

 

Vamos a realizar pompas de jabón. En esta actividad los niños y niñas deberán controlar su respiración para poder realizar la pompa de jabón, ya que si soplamos fuerte no saldrá, en cambio si lo hacemos flojito podremos realizar nuestra pompa de jabón

Para concluir, después de esta experiencia los niños y niñas de Educación Infantil han conseguido controlar sus emociones y relajarse a través de la respiración, además de divertirse y aprender de una manera tan natural e innata como es el juego.

 

Referencias bibliográficas

 

-       Dr. EDUARD ESTIVILL Y SILVIA DE BÉJAR. Duérmete, niño. Ed. Debolsillo. 1995.

 

-       F.JIMÉNEZ. Talleres de actividades para el desarrollo del esquema corporal. CEAC

Referencias legislativas:

-       Ley Orgánica de Educación (LOE 2/2006), de 3 de Mayo (BOE nº 106 de 4 de Mayo)

 

-       Ley de Educación de Andalucía (LEA 17/2007) de 10 de Diciembre (BOJA 26/12/2007)

 

-       Decreto 428/2008 de 29 de julio, por la que se establece la ordenación y las enseñanzas mínimas correspondientes a la Educación Infantil en Andalucía.

 

-       Orden de 5 de agosto de 2008, por la que se desarrolla el Currículo de Educación Infantil en Andalucía.

 

Referencias digitales

-       www.infantil.profes.net

 

-       www.guiainfantil.com

 

-       www.innatia.com

 

-       www.caminemosjuntosonline.com

Este artículo forma parte de la publicación nº01