MULTICULTURALIDAD Y EDUCACIÓN INFANTIL. APRENDIENDO A CONVIVIR

INTRODUCCIÓN

Hablar de multiculturalidad es hablar de como organizar la convivencia humana en un sociedad donde conviven multitud de grupos de diferentes culturas, de diferentes tradiciones, y, por lo tanto, también con diferentes escalas de valores y de prioridades y además, de todo esto, está formada por  diferentes clases sociales, con diferentes niveles de conocimientos, de poder, y de influencia social.

 

 

 

ARGUMENTACIÓN

Lo primero que debemos tener claro es, qué es una sociedad en la que existen diferentes culturas, y qué es una sociedad multicultural.

La primera es aquella en la que la mayoritaria, tiene la hegemonía en la política, en los medios de comunicación, en la economía, en la enseñanza, etc., y una sociedad multicultural, sería aquella donde todas las culturas tuvieran, naturalmente de acuerdo con su importancia cuantitativa, las mismas posibilidades de desarrollarse y de ser vivida por las personas que la comparten.

Por lo tanto una sociedad multicultural, es un objetivo, una utopía, algo muy alejado de la realidad actual en muchos países del mundo

La escuela juega un papel muy importante en este sentido, por lo que tiene que educarnos para ser iguales en derechos y en obligaciones, tiene que  ir contra los prejuicios, contra los tópicos, el racismo, el machismo, el clasismo, la intolerancia, la violencia…

La escuela es el  lugar donde los hijos de inmigrantes, experimentan los primeros cambios. En ella  viven la  experiencia de adaptación a una nueva cultura, es dónde el niño encuentra grandes diferencias entre  su propia cultura y la de la mayoría, que representa la escuela. Es entonces, cuando se produce la primera sensación de “ser diferente”. Además de que esta cultura que es totalmente nueva para ellos, les puede resultar un choque entre su propia cultura y la cultura generalizada del lugar, por lo que es importante tener en cuenta un tipo de pedagogía en la escuela y en el aula que respete esas diferencias, es decir, de forma de que esas diferencias se vean como algo positivo para todos.

En los centros escolares conviven diariamente grupos sociales de diferentes edades, sexos, clases sociales, idiomas y culturas, con capacidades e intereses diversos. En este contexto, la escuela debe ser el lugar donde se lleven a cabo aprendizajes de todo tipo, educando en la igualdad y la convivencia, y es necesario que los educadores prestemos una especial atención a esta realidad, desarrollando proyectos encaminados a lograr una total integración del alumnado y de sus familias en la comunidad educativa y en la sociedad.

Trabajar en aulas multiculturales conlleva algunas dificultades: niños y niñas que llegan sin conocer el idioma, otras religiones, distintas costumbres… Pero también la presencia de alumnado de distintas culturas origina en las aulas experiencias de aprendizaje más enriquecedoras. Debemos mantener en todo momento una actitud de respeto hacia las costumbres sociales, religiosas, culturales… así los niños y niñas aprenderán a conocer y valorar unos contenidos que no  necesariamente están en los libros de  texto.

La sociedad actual se caracteriza por la heterogeneidad, es decir, la diversidad de culturas que conviven de manera conjunta. Hay que mencionar, que aunque convivan juntas, no siempre existe  tolerancia,  respeto, solidaridad, etc., entre los diferentes grupos sociales, por lo que hay reacciones de xenofobia, de racismo, de intolerancia, debido a los prejuicios existentes en la mayoría de sociedades.

Qué son y cómo se construyen los prejuicios.  Desde la definición clásica del New English Dictionary, según el cual el prejuicio es “un sentimiento, favorable o desfavorable, con respecto a una persona o cosa, anterior a una experiencia real o no basado en ella”, destacados autores de la psicología social que han hecho sus aproximaciones a lo que se ha llamado prejuicio étnico o prejuicio social y que se refiere, a aquellos prejuicios habitualmente negativos que se dirigen contra un grupo social o étnico determinado.

Por todo ello, nuestra labor como docentes es la de inculcar en el niño/a aptitudes de respeto, tolerancia, comprensión, cooperación, convivencia, etc.

De este modo, hay que hacerles ver, que se deben respetar las demás culturas, así como  a todos los miembros que la componen, además de las lenguas, la gastronomía, el folclore, sus tradiciones, sus costumbres, su ideología, etc. Igualmente el niño/a ha de conocer su  propia cultura y mostrarla a los miembros de otras culturas. Con todo esto se crean   vínculos  de afecto, de apoyo, de solidaridad hacia todas las culturas del resto de compañeros y a la suya propia, y se puede  hablar de  igualdad de oportunidades.

Por esta razón es tan importante trabajar los valores, la interculturalidad, para que nuestros alumnos/as sean ciudadanos respetuosos, tolerantes, comprensivos, y muestren una actitud abierta por conocer culturas diferentes, desconocidas.
Todas las culturas engloban los siguientes aspectos:

-          Toda cultura tiene historicidad.

-          Toda cultura es compleja.

-          Todas las culturas son dinámicas.

-          Ninguna cultura está exenta de contradicciones.

-          Todas las culturas son heterogéneas.

-          Cada cultura está sometida a influencias internas y externas.

-          Las culturas que están en contacto se influyen mutuamente

Respetando la diversidad y promoviendo el intercambio, podremos conseguir pasar de una sociedad multicultural a otra intercultural. La multiculturalidad es un hecho que está cada vez más presente en nuestras escuelas, por lo que debe de tenerse en cuenta, ya que posibilita el intercambio, la interacción, el enriquecimiento del grupo, es decir, la interculturalidad.

Cómo detectar esa interculturalidad, cómo orientarla para lograr un proceso educativo multicultural. Los modelos de educación multicultural se acercan a un modelo de educación global, a la educación para la ciudadanía desde la multiculturalidad, ya que la educación debe enseñarles a vivir juntos, a saber participar en un proyecto de sociedad, favorecer la cohesión social y no la fragmentación.

La Educación Intercultural está  ligada a la educación en valores. “El modo en que se lleven a cabo los primeros contactos afectivos y psicosociales con la diversidad determinarán el umbral crítico de aceptación de lo diferente” Francesc Carbonell i Paris.

 

La interculturalidad debe tenerse presente desde la Educación Infantil, como compensadora de posibles desigualdades en el futuro. Es decir,  desde los primeros años de escolarización es necesario enseñar a los niños la existencia de otras culturas y razas. Además, se les debe inculcar una serie de valores que les ayuden a convertirse en personas comprometidas y solidarias con la realidad humana y social que les rodea.

Las actividades a realizar con los alumnos de Educación Infantil, para fomentar la interculturalidad, dependen en gran medida del grado de adaptación y fantasía por parte de los maestros. Las historias, los cuentos, la música, etc., son estrategias que se pueden utilizar en el trabajo intercultural, pero éstas tendrán su efecto siempre que el docente sepa y pueda manejarlas correctamente. Por otro lado, la maestra o el maestro de Educación Infantil es junto con la familia el principal agente socializador

Según, Gallego y Gallego (2004), “educar en actitudes interculturales significa dar a los niños/as puntos de vista no racistas, favoreciendo la predisposición afectiva positiva hacia personas de diferentes culturas y proporcionándoles la posibilidad de que manifiesten conductas tolerantes, respetuosas y solidarias”.

Actualmente en España, como en el resto de Europa, la principal característica de la población inmigrada respecto de las poblaciones receptoras son las diferencias culturales. Inmigración, por tanto, nos lleva a hablar de multiculturalidad, y consecuencia lógica de una sociedad multicultural es el contacto entre las diferentes culturas que la conforman.

La presencia cada vez más perceptible de alumnos hijos de inmigrantes en las aulas de nuestro país, ha llevado a adoptar medidas para facilitar su integración en la sociedad que los acoge, Sin embargo, señala Siguan (1998, 139), “la insuficiencia de estas medidas para alcanzar los resultados propuestos ha llevado progresivamente al convencimiento de que no se trata sólo de unos déficits lingüísticos o de conocimientos sino que la integración de los inmigrantes encuentra una dificultad de fondo y es la distancia cultural que no sólo dificulta su adaptación a las prácticas escolares sino que produce en la población de acogida una actitud de superioridad o de rechazo”.

Para ello todos los que formamos la comunidad educativa deberíamos admitir que los inmigrados representan unos valores culturales legítimos y respetar los comportamientos inspirados por ellos. Por su parte, los inmigrantes deben reconocer no sólo la validez de la cultura de la sociedad a la que se incorporan sino la necesidad de adaptarse en alguna medida a ella.

  Es pues necesario, que pedagogos y educadores  desarrollen nuevas estrategias para la integración de todos los alumnos en nuevos sistemas de enseñanza que contemplen la educación desde una perspectiva multicultural o intercultural, con valores de tolerancia y respeto a la diferencia.

Las  cifras de inmigrantes en nuestro Comunidad Autónoma Andaluza, es muy importante. Hablamos de un tipo de población que está en edad escolar y, en concreto nos referimos, a un gran grupo que está en la etapa de Educación Infantil. Esto nos hace pensar que es totalmente necesario dar respuesta a estos alumnos y alumnas y a las necesidades especiales que tienen en el aula, debida en muchos casos a la variedad de su lengua y cultura.

Al trabajar la multiculturalidad en clase, puede haber actitudes de rechazo hacia las culturas diferentes. Esto puede ser debido,  por ejemplo, a las malas opiniones de la familia, por la  forma de tratar y desarrollar la maestra,  la multiculturalidad en el aula, etc. De aquí la  importancia que tiene trabajarla desde un clima relajado, lúdico, afectivo,  evitando conductas de rechazo y si las hubiese, intervenir cuanto antes en ellas.

Debemos  destacar que el desarrollo de la multiculturalidad en el aula presenta un mayor número de factores positivos que negativos, debido a la situación actual en la que nos encontramos y que nunca debemos dejar de trabajarla con niños/as y familias.

Un ejemplo a imitar, es el que se ha llevado a cabo  en el  CEIP Los Abrigos, en el que realizaron un proyecto en el que se hizo lo siguiente:

  • Un desayuno conjunto con comida típica de diversos países elaborada por las familias
  • Los alumnos confeccionaron la bandera de su país de origen en casa con la ayuda de su familia para mostrarla en clase
  • Las familias participaron en el aula compartiendo historias, cuentos, imágenes, canciones, música, etc. de sus diversas culturas
  • Se hizo una exposición de objetos típicos de diversos países
  • Aprendieron a saludar en los distintos idiomas del aula: hello, hallo, ola, privet, etc.
  • Recitaron poesías por las clases: “La mirada del amor” y “Amigos de colores”
  • Contaron cuentos de otros países, como por ejemplo: Martina una cucarachita muy linda (la versión cubana de la Ratita presumida).
  • Señalaron en el mapamundi su país de procedencia.
  • Leyeron poesías y cuentos alusivos, como Kuskús, cuyo objetivo principal es valorar las diferencias de las diversas culturas
  • Elaboraron una carpeta multicultural con los elementos trabajados: poesías, banderas, canciones, imágenes de diversas razas, el mapa del mundo, etc.
  • Terminaron con una canción colectiva de la multiculturalidad llamada “todos los niños del mundo”, y decoraron los pasillos con elementos alusivos a la multiculturalidad y para ello contaron con la colaboración de las familias.

 

¿Cómo podemos y debemos trabajar la multiculturalidad?

En Educación Infantil  se debe trabajar de manera transversal, es decir, de manera  global,  introduciéndola en las actividades.

Además de trabajarla transversalmente, la podemos trabajar a través de:

-          Asambleas.

-          Rincones de trabajo.

-          Proyectos de investigación.

-          Talleres.

-          Juegos.

-          Cuentos.

-          Salidas.

La familia como miembro de la comunidad educativa, es muy importante en la educación multicultural. El primer contacto que tiene el maestro  con los padres, es mediante una reunión de bienvenida y como estrategia principal,  realizará el contacto con las familias, por separado, mediante  un dialogo informal y cordial. En ella se obtiene información tanto del futuro alumno, como de la propia familia. En esta reunión, previo acuerdo a nivel de ciclo y centro, se ha de destacar aspectos relacionados con la educación multicultural (ventajas que se tienen dentro de un mismo aula al tener niños/as de otros países o religiones, enriquecimiento de ello en cuanto a vocabulario, costumbres, respeto hacia las diferentes culturas).

El docente tras esperar un tiempo prudencial hasta haber obtenido información y contacto con todas las familias, llevará a cabo  una reunión de grupo con el objeto de que los padres y madres del alumnado se conozcan entre sí.  Este momento es un lugar de reencuentro entre las diferentes familias y el maestro/a, por lo que es una buena forma de comenzar a unir lazos de  tolerancia, respeto, cooperación, comprensión y convivencia, siendo muy positivo para que las diferentes familias empiecen a conocerse unas a otras.

“Andaluna y Samir” son una serie de vídeos educativos promovidos por la Junta de Andalucía. Éstos tratan de inculcar a los más pequeños valores basados en la solidaridad y la tolerancia.

Como punto final recordar que  el 21 de mayo se celebra el Día Mundial de la Diversidad Cultural para el Diálogo y el Desarrollo. Éste fue proclamado en noviembre de 2001 por la UNESCO, quién ve la diversidad cultural como un hecho que forma parte de nuestra realidad cotidiana, y la cual es reflejo de los derechos fundamentales. Asimismo, la considera una fuerza colectiva de la humanidad, por ser un medio para fomentar la convivencia, y aumentar la conciencia de solidaridad, respeto, comprensión, y diálogo entre culturas.

 

 

CONCLUSIÓN

La realidad multicultural de las sociedades occidentales ha llevado al desarrollo de un importante debate en el ámbito educativo. La incorporación de diferentes minorías culturales en los sistemas educativos de estos países ha cuestionado la validez de sus sistemas escolares en las nuevas sociedades multiculturales. Asimismo, la existencia de conductas xenófobas e incluso declaradamente racistas en algunos sectores ha mostrado también la necesidad de trabajar desde la escuela para una buena convivencia social.

 Por ello, la escuela, junto a la familia, es un agente decisivo en la educación. La escuela es transmisora de conocimientos científicos, pero es a la vez y sobre todo, transmisora de cultura, es decir, de hábitos, creencias, actitudes y valores. El equipo educativo, su nivel de formación, sus actitudes, son sin lugar a dudas el factor fundamental que decide la capacidad educadora de un centro. Por eso, los equipos educativos deben hacer un esfuerzo permanente por mejorar su formación y las administraciones deben velar porque este colectivo goce de las mayores facilidades en esta tarea de formación continuada. Es imprescindible que toda la sociedad tome conciencia de que no es posible cuidar sin ser cuidado, que no es posible desarrollar una educación de calidad, si no se está en constante revisión y profundización, no sólo de contenidos y métodos, sino también de actitudes.

Además de todo lo referido, la etapa educativa  es el período de la vida, donde el desarrollo psicológico establece sus bases. En estos años, los niños y niñas no sólo aprenden, sino que establecen sus primeros vínculos afectivos, De aquí la enorme responsabilidad que recae sobre las instituciones educativas que se encargan de estas edades, así Familia y Escuela deben en este período mantener más que nunca una estrecha relación.

Ana Ramírez Leiva es Diplomada en Magisterio de Educación Infantil.

Webgrafía:

http://www.gobiernodecanarias.org/educacion/3/Usrn/cep_granadilla/docs/revista/bucio15_id32.pdf

 

http://www.forumeducacio.org/aportdebat/la_interculturalidad_en_las_aulas.pdf

www.fe.ccoo.es/redes/viva%20la%20diferencia.pdf

http://www.andaluna.org/

http://www.webislam.com/?idt=4389

http://www.bantaba.ehu.es/formarse/ficheros/view/Exposici%C3%B3n_2_Sesi%C3%B3n_1.pdf?revision_id=34450&package_id=34415

http://www.csi csif.es/andalucia/modules/mod_sevilla/archivos/revistaense/n18/una_realidad_aula.pdf

http://www.psicopedagogia.com/articulos/?articulo=400

Este artículo forma parte de la publicación nº01