GLOBALIZAR EN EDUCACIÓN

INTRODUCCIÓN

La necesidad de globalizar los contenidos con vistas a conseguir un aprendizaje significativo se ha hecho evidente, y así parece apuntar la normativa más reciente, donde se demanda que las programaciones didácticas tienen que estar enfocadas a desarrollar unas Competencias Básicas, y para conseguir esto, se hace necesario realizar propuestas globalizadas. Este extremo se ha hecho especialmente relevante a partir de la entrada en vigor de la LOE, donde se introduce el nuevo concepto de Competencias Básicas.

A continuación se propone un ejemplo de método de Enseñanza y Aprendizaje orientado hacia el desarrollo de las mencionadas Competencias Básicas, pero que además, con esta tarea, se podrá comprobar como se va a trabajar distintas áreas de conocimiento al mismo tiempo que trabajamos con las Tecnologías de la Información y la Comunicación. Se trata de la realización de unas actividades con el objetivo de conocer mejor el barrio.

PLANTEAMIENTO TEÓRICO

El actual sistema educativo se caracteriza por la adopción de una concepción constructivista del aprendizaje en la que confluyen una serie de ideas de grandes pedagogos o psicólogos del siglo XX como pueden ser entre otros  Vygotsky, Piaget, Ausubel y Bruner, que a grandes rasgos consideran que el conocimiento debe ser construido de forma significativa por el alumnado.

Estas ideas básicas deben fundamentar el trabajo con los alumnos y alumnas, sirviendo de base tanto para el diseño como para el desarrollo del currículo, y se van a corresponder con los principios psicopedagógicos y didácticos.

Y dado que el objetivo de la educación es conseguir un aprendizaje significativo, y este se consigue al establecer el máximo de nexos de unión de los nuevos contenidos, respecto a lo aprendido anteriormente, globalizar se va a convertir en la herramienta con la cual conseguiremos ese pretendido aprendizaje.

Sin embargo hemos de tener presente que ese aprendizaje significativo no lo conseguiremos si no es presentando los nuevos contenidos de forma contextualizada, que es justamente como se percibe la realidad. De esta forma hay que evitar el tratamiento fragmentario y disperso de aspectos de la realidad, ya que para los niños y niñas no existe tal división, apareciendo unidos tales experiencias.

Así pues, desde un punto de vista psicológico, el principio de globalización significa que el aprendizaje no se lleva a cabo por simple adición o acumulación de nuevos elementos a la estructura cognitiva del alumno. Las personas construimos esquemas de conocimiento cuyos elementos mantienen entre sí numerosas y complejas relaciones, de tal manera que la incorporación a los mismos de nuevos elementos da lugar a aprendizajes tanto más significativos cuanto mayor es el número y la complejidad de las relaciones establecidas. El alumno debe comprender y no sólo memorizar sus conocimientos. De esta forma, los nuevos contenidos aprendidos serán sólidos y no estarán expuestos al olvido.

En Educación Primaria tenemos las áreas curriculares que agrupan y ponen un nombre al conjunto de contenidos que son necesarios para desarrollar las capacidades de los alumnos. El término de “área”, en vez de asignatura o disciplina quiere favorecer una visión de los contenidos más amplia y con más posibilidades de relación que estimule un enfoque globalizado. Las características propias de la etapa aconsejan un tratamiento global donde se integren el mayor número de áreas curriculares, temas transversales y bloques de contenido, mediante el establecimiento de relaciones de interdisciplinariedad, transversalidad e intradisciplinariedad respectivamente.

Sin embargo, también en secundaria deben de realizarse propuestas globalizadas, si bien es cierto que supone un mayor esfuerzo, dado que a medida que avanzamos en cursos la atomización parcelaria crece, y se hace imprescindible una mayor aportación por parte de cada uno de los docentes que se impliquen en el proyecto.

Así desde el punto de vista organizativo la mayoría de los contenidos se estructurarán en torno a ejes o núcleos globalizadores como pueden ser: centros de interés, proyectos, investigación del medio, situaciones problema, etc.

Y todo ello con vistas a conseguir un aprendizaje funcional, que se puedan aplicar a distintas situaciones, sobre todo aquellas relacionadas con la vida real del alumno o alumna. Se deben proponer una variada gama de actividades que puedan practicarse en el entorno, favoreciéndose así transferencias válidas a posteriores etapas educativas y diferentes momentos. La funcionalidad del aprendizaje no es únicamente la construcción de conocimientos útiles, sino también el desarrollo de habilidades y estrategias de planificación y regulación de la propia actividad de aprendizaje, es decir, el aprender a aprender. Esto último es algo de trascendental importancia según el Catedrático de pedagogía Ángel Pérez, ya que vivimos en un mundo en continuo cambio, y ante este reto el gran objetivo de la educación es dotar al alumnado de las armas necesarias para que sean capaces de ir adaptándose a los nuevos tiempos que cambian a un ritmo tan vertiginoso.

Aspectos como técnicas de estudio, mapas conceptuales, autocontrol, motivación, técnicas de planificación, etc. deberán ser abordados para conseguir que el alumnado aprenda a aprender.

Atendiendo a los intereses de los alumnos trabajaremos en las diferentes áreas, los contenidos relacionados con el barrio.

PROPUESTA GLOBALIZADORA

Teniendo en cuenta que la motivación es el motor que impulsa al planteamiento, ejecución y concreción de un proyecto, indagaremos en los alumnos/as acerca de sus ideas y conocimientos sobre el barrio. Convirtiendo al barrio en el centro de interés y eje globalizador de la propuesta.

Plantearemos diferentes problemáticas para llegar con éxito al logro de nuestra finalidad.

Para la ejecución del proyecto contamos con el apoyo de otras áreas de trabajo lo que nos permitirá organizar la temática en un mapa de conceptos que abordaremos desde diferentes puntos de vistas intentando lograr una enseñanza global.

La finalidad del proyecto es que los alumnos/as conozcan el barrio donde está su escuela, que puedan moverse sin dificultades en él, que conozcan las actividades que se desarrollan en el mismo, así como que puedan entender la relación que existe entre los integrantes del barrio y su desarrollo desde diferentes puntos de vista, debido a que dicho conocimiento les permite la oportunidad de tener una mayor y mejor calidad de vida, como también conocer los deberes y obligaciones que tenemos como ciudadanos que vivimos en el barrio.

Y todo ello tiene una enorme relación con las Competencias Básicas, ya que para conseguir estos objetivos se realizarán actividades perfectamente coordinadas por parte del equipo docente de la clase en cuestión. De tal forma que en las distintas áreas se trabajarán aspectos del barrio pero desde una perspectiva distinta. A continuación se propone una posible planificación.

PLANIFICACIÓN

Tras la presentación de la tarea bajo el título “Vamos a conocer tu barrio”, agrupamos en pequeño grupo y entregamos a los niños imágenes sobre diferentes barrios. Todos los grupos tendrán la imagen de su barrio; algunos grupos tendrán imágenes muy significativas, mientras que otros, no tanto.

Les pediremos que las observen y describan y que nos digan si reconocen a qué lugar pertenecen.

Cada grupo realizará la puesta en común y haremos especial hincapié en aquellas fotos que pertenezcan a su barrio; podremos conocer cuáles fueron las pautas que tuvieron en cuenta para reconocer a su barrio y en caso de que no fuera así, tendríamos claro los obstáculos a resolver durante el proyecto.

Conversaremos sobre los lugares que más les gusten del barrio, lo que les llama la atención; de esta manera recabaremos toda la información que poseen los niños del barrio.

Realizarán un dibujo de su barrio. El dibujo nos servirá, una vez terminado el proyecto, para que lo puedan completar o mejorar y ellos mismos sean, los que de una forma sencilla, se evalúen y aprecien todo lo que aprendieron.

Empezamos a preparar las visitas al barrio. Escogemos la fecha, redactamos las autorizaciones y señalamos en el calendario, el día de la salida. Realizamos una lista con lo que debemos llevar ese día: agua, gorra, cámara de fotos, cuaderno de anotaciones y lápiz.

Simultáneamente el maestro o maestra de Educación Física habrá comenzado a trabajar en su clase, a partir de diferentes juegos, los conceptos de lateralidad y trayecto.

Asimismo, el maestro o maestra de Artística, conociendo la problemática que presenta el barrio con respecto a Educación Vial (falta de señalización y pasos peatonales) decide confeccionar en su área las señales de tráfico que luego se podrán utilizar en la salida, así como los conceptos referidos a Educación Vial.

Una vez terminadas las señales, el maestro o maestra de Educación Física continuará trabajando con el concepto de itinerario y trayectos; utilizará el recurso de las señales de tráfico para que el día que se realice la salida, los niños estén familiarizados con las mismas y además sepan cómo usarlas.

El coordinador o coordinadora del proyecto hablará con algunos padres y madres para que colaboren en la visita y además para ver quién puede llevar cámara de fotos y grabadoras, ya que el maestro o maestra de Música les ha pedido que graben la salida para luego en clase, trabajar los sonidos del barrio y compararlos con los sonidos de otros barrios, con los del campo y realizar una investigación sobre el problema acústico en el barrio, esto es, la contaminación acústica.

El coordinador o coordinadora plantea que en la primera salida realizará una visita de sondeo, con el propósito de que los niños tengan un primer contacto más profundo con el barrio, por lo que en clase se estarán coordinando las acciones para esa salida.

El equipo docente confeccionará un cuaderno sobre la salida que contemplará las actividades que van a realizar los alumnos en la misma y que luego se utilizará en el aula para la concreción de los objetivos o finalidad propuesta y para conocer la adquisición de los contenidos formulados para este proyecto.

El coordinador o coordinadora comentará a los niños las pautas a tener en cuenta durante la visita y la importancia de que cada uno se responsabilice de una tarea, por lo que les pide que se dividan en grupos de tres o cuatro y se repartan las actividades.

Antes de la salida trabajarán con el plano del barrio, emplazarán el colegio y situarán sus casas (con anterioridad se les había pedido que trajeran escrita la dirección de su casa). Como el aula tiene acceso a Internet se trabajará con el gloogle maps para que puedan observar su barrio desde distintas perspectivas.

En el plano trazaremos diferentes recorridos, por ejemplo, el trayecto para ir a casa de un  amigo/a; y si viviera en otro sitio, ¿Qué recorrido realizaría?

Este trabajo sobre el plano se complementará con las actividades que estén realizando los maestros de Artística y Educación Física.

Además confeccionaremos una encuesta que realizaremos a las personas que están a cargo de los diferentes comercios, así como a algunos transeúntes.

El maestro o la maestra de Matemáticas empleará estas encuestas para trabajar conceptos relacionados con la estadística, pero lógicamente adaptados a un nivel de segundo curso de Educación Primaria (el todo, la parte, sumar, restar, y multiplicar por dos por tres).

Una vez concluidas las actividades de organización, llega el día de la salida.

Intentaremos que los niños recaben toda la información necesaria para el trabajo del aula, que vean cómo están los espacios públicos, si son suficientes. ¿Por qué se deben usar las señales de tráfico que construimos?, ¿Qué efectos provoca la carencia que hay en el barrio respecto a esta problemática?, ¿Cómo son las casas?, sus características, ¿Qué tipo de suministro eléctrico usan en los hogares?, ¿Cuáles son los comercios que tiene el barrio? Realizaremos encuestas, haremos fotos y grabaremos toda la salida. Regresaremos al colegio.

En el aula, sentados en semicírculo, cada niño contará su experiencia, lo que vivió, lo que más despertó su curiosidad. Conversaremos sobre las construcciones de las casas para que vean la diferencia arquitectónica; les propondremos que averigüen si sus padres conocen a alguna persona que fuese uno de los primeros fundadores del barrio.

Contactamos con uno de los precursores del mismo, D. Antonio Rojano Pérez; y coordinamos una visita al colegio para que nos cuente cómo se fundó el barrio, cómo era antes y cómo es ahora. Prepararemos una serie de preguntas para que D. Antonio Rojano Pérez, en su visita al colegio nos relate su historia y pueda dar respuesta a las mismas.

En Artística, la profesora comenzará a realizar una maqueta con toda la información que recabaron los niños, así como con las fotografías que tomaron; se intentará hacer a una escala media por lo que en matemáticas comenzarán a trabajar las proporciones.

El maestro o maestra de Inglés empezará a trabajar con el vocabulario y realizará juegos interpretativos sobre la actividad que tiene el barrio, dramatizarán la visita con pequeños diálogos en inglés.

En Música escucharán la grabación e intentarán identificar sonidos.

Hablaremos de los espacios verdes, cuestionándonos si son suficientes y sobre su mantenimiento. Buscaremos información acerca de lo que ocurre en otros barrios con esta temática. El docente intentará que los alumnos lleguen a sus propias conclusiones pero fundamentadas, guiaremos el debate hacia la conclusión de que son pocos y no están cuidados, pues esta es la verdad. Pero siempre intentando de que sean ellos los que lleguen a las conclusiones, aunque eso sí, con nuestra ayuda. Siguiendo de alguna forma el arte de la mayéutica que Sócrates supo inmortalizar.

Se les instará a escribir una carta pidiendo más espacios verdes y el mantenimiento periódico de aquellos con los que ya cuenta el barrio.

Incluso se podría visitar una torre de alta tensión que queda cerca del colegio, siempre guardando una distancia de seguridad considerable, de esta forma los niños y niñas podrían apreciar el sonido de la electricidad circulando por los cables, al mismo tiempo habría que concienciarlos sobre la peligrosidad de estas torres. De esta forma contribuiremos a un aprendizaje, no ya sólo significativo, sino de vital importancia para sus vidas. Evitando que vuelvan a ocurrir más desgracias relacionadas con la electricidad.

En el área de Lengua comenzarán a trabajar “la correspondencia” en todas sus dimensiones, es decir, carta familiar, carta de solicitud, etc. y elegirán la más adecuada para la situación. También se informarán en qué términos y a quién debe ir dirigida o a qué organismo deberán remitirla.

JUSTIFICACIÓN DEL VALOR EDUCATIVO DE LA ACTIVIDAD

Esta propuesta se ha diseñado teniendo en todo momento présente la esencial pregunta de: ¿cómo aprendemos los seres humanos? De tal forma que se ha pretendido dar importancia a las teorías mediadoras de Piaget, Vigosky, Ausubel y Brunner, ya que hacen hincapié en el proceso en el que ocurren las cosas, y no en el estímulo que hace provocar una respuesta.

Así pues, esta actividad supone una manera de acercarlos a las materias que se imparten en cualquiera de las aulas de todos los niveles educativos, y de forma más fácil en la etapa de primaria, donde la enseñanza se realiza de una forma más globalizada, o al menos así debería ser. Y sin ser guiadas por libros de texto, es decir, de una forma más lúdica.

Además, con esta tarea  fomentamos el uso de nuevas tecnologías para desarrollar un aprendizaje funcional y además competencial.

De esta forma, cuando hablo de aprendizaje no me refiero a ese compartimento estanco que tradicionalmente a significado cada una de las asignaturas, esto es, aprender una asignatura concreta, mediante las actividades, a menudo aburridas,  de los libros de texto; antes bien, a través de este proyecto vamos a conseguir los mismos objetivos, trabajando los mismos contenidos, pero eso sí, de una forma globalizada.

Además, se fomenta el compañerismo, las actitudes cívicas y sobre todo el interés, ese factor esencial para un buen proceso de enseñanza-aprendizaje.

INFORME DE LA EVALUACIÓN DE LA ACTIVIDAD

Como suele ocurrir en este tipo de experiencias educativas, puede suceder que no salga todo redondo y surjan  problemas. Y en este sentido la evaluación que hagamos tiene que tener como meta el mejorar la actividad en futuros años. Esto desde un punto de vista de la evaluación del proceso de enseñanza.

Por otra parte, la evaluación del aprendizaje mediante esta actividad tendrá como instrumento fundamental la observación de los profesores que participen en el proyecto. Mediante esta observación se realizarán las reflexiones oportunas sobre la participación en las mismas del alumnado, valorándose tanto su grado de implicación como la cooperación prestada, ya que se trata de una actividad donde el aprendizaje cooperativo resulta esencial.

CONCLUSIONES

Cabe concluir que se pueden conseguir los mismos objetivos, trabajando los mismos contenidos pero de una forma más motivadora a través de una propuesta globalizada. Donde lo educativo no sería sólo la ejecución final de la tarea, sino también el resto del proceso, desde los aspectos organizativos, hasta los tecnológicos pasando por el lenguaje.

Por otro lado, todas las tareas han sido altamente competenciales, contribuyendo al desarrollo de las mismas. Resultando de vital importancia aspectos competenciales como son, entre otros: el “tratamiento de la información y competencia digital” o la competencia “social y ciudadana”. Particularmente esta última se adquiere no como un contenido de carácter conceptual sino más bien actitudinal, donde el profesor será la figura clave, predicando con el ejemplo.

Esta propuesta puede servir como eje motivador sobre el que trabajar los objetivos competenciales, buscando siempre la funcionalidad de los contenidos a través de un centro de interés, que en este caso es el barrio.

Este artículo forma parte de la publicación nº01